edificios y comercios desaparecidos/Efemérides/personajes de la historia/Rutas Callejeras

FELIX LOPE DE VEGA SE BAUTIZA UN 6 DE DICIEMBRE DE 1562 EN LA IGLESIA DE SAN MIGUEL DE LOS OCTOES

En 1561, el rey Felipe II establece la capital definitiva en Madrid. El viejo pueblo manchego pronto se convirtió en gran ciudad, sin abandonar del todo su aire labriego y rústico.  De todas partes acudieron gentes al nuevo reclamo del lujo y de la vida de funcionarios. Nobles, militares, artesanos, artistas, se dieron cita en este punto neurálgico de España.

Don Félix de Vega Carpio, maestro bordador, llego del Valle de Carriedo, montañas de Santander a Madrid a principios de 1562. Casado con Francisca Fernández Flores, habían tenido un primer hijo, Francisco, muerto a temprana edad y una niña, Isabel.

La paz del matrimonio se había turbado por un pasajero devaneo del esposo que abandonó a la familia y escapó a Madrid siguiendo a la moza. Francisca, la esposa, no se amilanó por eso, y se encaminó a la estrenada corte persiguiendo al legítimo esposo.

De la reconciliación nació el 25 de noviembre de ese mismo año, día de San Lope, un niño que fue bautizado el 6 de diciembre en la parroquia de San Miguel de los Octoes, por el licenciado Muñoz, siendo sus padrinos Antonio Gómez y su esposa Luisa Ramírez.

La familia Vega se había instalado en la Puerta de Guadalajara, en la calle Mayor, en el trozo que los madrileños llamaban hasta no hace mucho, la “Acera Ancha” entre la Cava de San Miguel y la calle de Milaneses. Zona de gremios, artesanos y comerciantes.  Calles como Bordadores, Coloreros, Tintoreros, Cuchilleros, Herradores, latoneros… nos hablan de este ambiente movido de oficios.

Lope recordaba que su lugar de nacimiento fue «pared y medio de donde puso Carlos quinto la soberbia de Francia entre dos paredes» , es decir muy cerca del Palacio y Torre de los Lujanes, pues dice la leyenda que tras la batalla de Pavía, el rey Francisco I de Francia estuvo aquí prisionero.

Lope tuvo dos hermanos más, Juliana y Juan, éste le acompañó en la Armada Invencible en 1588 y no volvió. El padre murió cuando Lope tenía 16 años, y su madre en 1589.

La iglesia de San Miguel de los Octoes ya se nombraba en el Fuero de Madrid de 1202, entre los 10 primitivos templos que tuvo Madrid desde el siglo XIII. Su nombre la diferenciaba de San Miguel de la Sagra. Estaba adosada a muralla cristiana, lo que impedía su ampliación.

La iglesia sufrió graves daños con el último incendio de la Plaza Mayor en 1790. A pesar de ser restaurada en 1798, las reformas urbanísticas de José I, fueron el motivo de su definitivo derrumbe. En su lugar quedo la Plaza de San Miguel, lugar del mercado y en 1916 se construyó el nuevo mercado cerrado de hierro y cristal.

@callejeartemadrid #rutascallejeras #rutasliterarias #sanmigueldelosoctoes #lopedevega #templosdesaparecidosmadrid #plazasanmiguel

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s