curiosidades/Propuestas/visitas a museos

EL MUSEO DEL TRAJE ABRE DE NUEVO SUS PUERTAS

Tras unos meses de cierre por motivo de la pandemia, el Museo del Traje volvió a abrir sus puertas desde el mes de octubre del 2021, con una  exposición permanente y mas de 1000 piezas.  Permite ilustrar la evolución de la indumentaria desde el siglo XVII, indagando en el papel de la moda en la construcción de las identidades colectivas, de genero o clase.

El edificio que alberga el museo lo construyo en 1969 Jaime López de Asiain y Ángel  Díaz Domínguez , como Museo Español de Arte Contemporáneo. La pandemia ha permitido reflexionar y  repensar  como debería ser un museo dedicado al arte de vestirse.

No solo podremos ver prendas y complementos representativos de cada época o de las firmas mas influyentes, sino también  documentos históricos, muebles, juguetes, carteles, exvotos, instrumentos musicales, frascos, electrodomésticos, comesticos… que sirven para poner en contexto la evolución del gusto, que es a su vez expresión  de cambios morales, sociales y económicos.

El recorrido comienza con una labor de bolillos del XVII  de los que se usan aun en Almagro, para recordarnos  que muchas técnicas de confección artesanal se conocen gracias a la  transmisión de generación en generación entre las mujeres del ámbito rural, junto al tratado de sastrería de Juan de Albayceta de 1720. La moda española fue muy influyente  en  Europa en los siglos XVI, XVII, con su estilo sobrio, de colores oscuros, sobre todo el negro que se obtenía del Palo de Campeche importado de Centroamérica, con volúmenes contundentes, el “ vestir a la española”  tuvo su máxima expresión en la corte borgoñona de Felipe II.

Se hacen guiños a diseñadores actuales como la Sastreria Oteyza  que hace una reinterpretación de la indumentaria histórica.

La influencia  de Francia e Inglaterra, el fenómeno del “majismo”, el “traje de luces”, la estética neo-cañi difundida por  Rosalia y C. Tangana

En el XIX llegan las primeras revistas de moda. Paris  exporta patrones, telas, estilos, que reflejan cambios sociopolíticos.  Desde los trajes Imperio inspirados en la Antigüedad Clásica a los apretados corsés tras la Restauración, del miriñaque al polisón, mientras los hombres abandonaban borladuras, motivos florales y el color, para aceptar una etiqueta homogénea, con la única alternativa del pantalón.  

Visita virtual al Museo del Traje

Trajes de la “Belle Epoque”, firmas como la de Fortuny y su taller de Venecia. Trajes regionales, como los del “Diablo de Arta”  de Mallorca o del “Diablo de Cucúa en Panama.

Desde los años 20, los trajes de verano, para el deporte, para la noche,  la inspiración en las vanguardias históricas, como el caso de Schiaparelli, Sonia Delaunay. Los militarismos  en la  moda, trajes de inspiración militar.

El pret a porter

Cuando en 1950 aparece el  prèt-à-porter,  (listo para llevar) y las grandes marcas comerciales comienzan su andadura, por lo que los maniquís que visten todas estas piezas únicas están hechos a la medida de las mismas.

La alta costura de mediados del XX, Balenciaga. La moda en el cine, que en España alcanzo  altas cotas gracias a los Estudios Bronston. En Barcelona nace la Cooperativa de Alta Costura, con Manuel Pertegaz a la cabeza.

 Las últimas salas están dedicadas a la moda urbana y a su relación con la música pop, punk o rock. Referencias a la Movida madrileña, al papel de la tele en la difusión de las tendencias y a la estética camp, nos conducen hasta una vitrina con algunos de los looks más provocadores de David Delfín, considerado el enfant terrible de la moda en España.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s