curiosidades/Efemérides

EL ROBO DE LA CORONA DE SUINTILA

Un 6 de abril de 1921 la prensa se hace eco del robo de la corona del rey Suintila, rey visigodo en el siglo VII, unificador de los territorios hispánicos.
La corona de Suintila formaba parte del Tesoro de Guarrazar, hallado en Guadamur (Toledo) en 1858 de forma casual por un matrimonio oriundo de la localidad en las llamadas Huertas de Guarrazar. Dentro de este tesoro, se hallaron diversas coronas votivas como la de Rescesvinto que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional, la diadema del Abad Teodosio, hoy en el Palacio Real, una esmeralda con una Anunciación tallada, y algunas cruces votivas.

corona de suintila .jpg
De todo el conjunto del Tesoro de Guarrazar, la corona de Suintila era la más suntuosa y valiosa de todas las piezas. Repleta de cabujones, esmeraldas, cristales preciosos y oro trabajado en repujados y filigrana, se conservaba en la Real Armería del Palacio Real hasta que en abril de 1921 fue sustraída sin volverse a saber nunca nada más de la pieza.
El robo cayó en el olvidó hasta que en el 2013 durante las obras del Museo de las Colecciones Reales en una caja de latón aparecia enterrrada bajo los restos de la muralla islámica, al abrir la caja, los arqueólogos se quedaron maravillados, junto a la corona aparecia una nota que rezaba:
“Un alabardero me robó y aquí me escondió. Inocente, inocente”
CALLEJEARTEMADRID CON LA HISTORIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s