curiosidades/Propuestas

La calle del Bonetillo. El Madrid de la Inquisición

CALLEJEARTEMADRID EN SUS RECORRIDOS POR EL MADRID DE LA INQUISICION
CALLE DEL BONETILLO
La calle del Bonetillo, era paso obligado para los reos desde la sede central del Santo Oficio, en la calle Torija hasta la Plaza Mayor. Una calle con pendiente acusada muy cerca de la plaza de Ópera, que debe su nombre a una leyenda.
Se dice que por aquí vivía Juan Henríquez, un clérigo de vida disoluta que ejercía influencia nefasta en el príncipe Carlos, hijo de Felipe II, de quien era amigo y compañero de correrías. Por ese motivo, el cardenal Espinosa pidió al clérigo que volviese al camino recto, y como no lo hizo, decidió darle un buen susto. Inventó su propio entierro. Así, una noche cuando volvía de sus aventurillas, vio que de su casa salía un cortejo fúnebre. Preguntó quién era el muerto y le contestaron que se trataba de él mismo. La macabra broma terminó con su casa cerrada y sobre el tejado un bonete teñido de rojo y clavado en un palo (de ahí el nombre que se dio a la calle). Él, apresado por la Inquisición, pasó cuatro años en un calabozo de Toledo y volvió hecho un santo.
y para golosos, en la calle se encuentra el  Chocolala, una fabrica de chocolate belga esplendida.
visitas guiadas, información y contacto callejeartemadrid@gmail.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s